El Consultorio Sexual de Magdalena

Sed bienvenidos a nuestro rincón íntimo donde encontrarás comprensión y apoyo para todos esos problemillas y dudas que nos han surgido a todos en algún momento de nuestras azarosas vidas.

Vocación.

Wednesday, December 14, 2005

De Ignacio S. C.
Hola Magdalena. Te pondré en antecedentes: desde mi más tierna infancia me ha gustado siempre violar. Ya en la escuela, cuando era un chiquillo y todavía no me habían salido ni los dientecitos, lo hacía con una destreza extraordinaria, siendo el orgullo de mis familiares y convecinos. Durante mi adolescencia y juventud no me eché a perder y depuré mi técnica hasta convertirme en el fuera de serie en que estoy hecho, recibiendo prestigiosos galardones por mi técnica e innovación. Sin embargo, un reciente suceso me ha hecho reflexionar. Sí, aunque me cueste admitirlo, tengo que confesar que el otro día tuve un gatillazo. No sé como ocurrió, yo había dormido mis horas habituales, había desayunado bien y salí como todos los días a ver que encontraba. Sin embargo, a la hora de la verdad, cuando ya había cumplido con la rutina cotidiana que si amenazas, arrancar la ropa y tal... me di cuenta que algo no iba bien. Mi miembro colgaba fláccido y como apático, sin vida. Como buen profesional, mi primer pensamiento fue para la chica (seguramente era la primera vez que la violaban y no quería que le quedase un mal sabor de boca), e intenté salvar los papeles haciéndole una violación "estilo Cristóbal Colón", pero a mi edad mis artríticos dedos no están para lucimientos (los 84 años no perdonan) y el resultado fue un completo fracaso. Después de esta traumática experiencia no he vuelto a salir "de caza" durante toda esta semana, cosa inédita en mí desde que tengo uso de razón. Incluso me estoy planteando el dejarlo para hacer sitio para las nuevas generaciones. ¿Qué consejo me puedes dar?

Querido Ignacio. Lo único que te puedo decir es que quizá una retirada a tiempo sea mejor que ir haciendo el ridículo por ahí. Te podría recomendar que usases un estimulante en plan Viagra, pero, créeme, el dopaje no hará más que hacerte quedar peor. En fin, siempre podrás consolarte acordándote de tus grandes gestas.
Cuídate. Magdalena.

9 Comments:

At Wednesday, December 14, 2005 7:26:00 AM, Anonymous Phoster said...

Esta página deveria estar cerrada ya

 
At Wednesday, December 14, 2005 2:33:00 PM, Anonymous Censor said...

Censura, ¡ya!

 
At Wednesday, December 14, 2005 2:34:00 PM, Anonymous Piolín said...

Me parece haber oído la palabra "culo"

 
At Wednesday, December 14, 2005 3:08:00 PM, Anonymous Anonymous said...

censura la que le tenían que haber puesto al chocho de tu puta madre cuando tu puto padre se la quiso follar!

 
At Thursday, December 15, 2005 2:27:00 AM, Anonymous umanista said...

esta pajina representa la libre difusion de la cultura y del saber en todo su esplendor, que jamas deveria estar censurado ni restrinjido por ningun tipo de tabu ni de perjuicio social!!

 
At Thursday, December 15, 2005 10:56:00 AM, Anonymous padre cabreado said...

esta página la vamos a cerrar rapidito por las salvajadas como las que están publicadas en este post. Prepárate, so puta, te lo tengo avisado.

 
At Friday, December 16, 2005 9:08:00 AM, Anonymous Anonymous said...

tu no vas a cerrar ni las piernas de tu puta madre, cabron, cerdo, marrajo, que te corres viendolo y que te la voy a meter por el culo y veras cabron de mierda que te voy a dar de ostias

 
At Saturday, December 17, 2005 12:39:00 AM, Anonymous padre cabreado said...

eso, eso, ya vemos el tipo de gentuza que viene esta pagina a amenazar con insultos y amenazas, pero os vamos a cerrar la página, jajaja!

 
At Monday, December 19, 2005 7:57:00 AM, Anonymous Anonymous said...

Yo creo que la comunidad gay se debe tranquilizar. Ya aparecerá la imagen de un hombre para que se puedan tranquilizar y no quieran cerrar esta página, 100% heterosexual. A ver si os poneis aunque sea un corcho en el culo para tranquilizaros.

 

Post a Comment

<< Home